lunes, enero 17, 2011

Mogwai - Hardcore Will Never Die, But You Will (2011, Rock Action Records)

Uno de los regresos más esperados de este año recién comenzado por fin se ha hecho realidad. Los escoceses con nombre de Gremlin traen su nuevo trabajo bajo el brazo con algún tiempo de adelanto a la salida oficial y las opiniones parecen hacer honor a la criatura de quien toma el nombre: podría haber sido peligroso dejarle ver la luz.
Mogwai - Hardcore Will Never Die, But You Will

Hace unas semanas se nos dejaba ver y oír el primer adelanto titulado 'How To Be A Werewolf', tema que dejaba un manojo de gratas impresiones y que a la postre sería uno de los mejores temas de toda la compilación escondida tras este 'Hardcore Will Never Die, But You Will', séptimo disco de la banda que llegará a las tiendas como regalo para el día de los enamorados. Un tema hiptónico, creciente, abrumador como suelen ser las obras producidas por este quinteto fan del Celtic de Glasgow, que además se acompañaba por un vídeo elaborado en unos paisajes ya de por sí dibujados por los instrumentos. Buenas sensaciones se avecinaban y que al comenzar a desarbolar la maraña rítmica del trabajo, se mantienen con 'White Noise', con estructura clara, concisa y directa que se continúa en 'Rano Pano', seguramente el tema más profundo de todos los presentados, pese a estar precedido por un enlace que rompe la estética creciente inicial de las compilaciones como es una innovadora 'Mexican Grand Prix'.

Quizás esa pérdida inicial de estructura es la que suma al oyente en una ligera apatía por buscar un sentido a la entrega, volviendo a pintarse un cuadro turbulento digno de su anterior trabajo con 'Death Rays', cayendo en temas tan intrascendentes como 'San Pedro' y quedando patente que la estructuración de los temas hace que el disco se sienta elaborado a trompicones de frenazos rítmicos con fiereza sonora donde en la parte final sobresalen la mencionada como adelanto, una atípica 'George Square Thatcher Death Party', segunda donde la voz se deja oír -eso sí, de nuevo distorsionada- y el clásico tema rompedor de 8 minutos con el que se pone punto y final a una nueva entrega de estos gigantes.

De todo esto se puede obtener la conclusión de ser un disco que necesita varias escuchas antes de sacar un juicio prematuro, que la mejor noticia de todas es la vuelta de la banda y que pronto estarán por nuestro país presentándolo en el Primavera Sound. Sea como fuere, nos quedamos con la idea de un trabajo algo irregular, no por contenido ya que consta de buenas composiciones sino quizás por la forma en que algunos temas se cuelan rompiendo la estructura que podría estar perfectamente labrada ya que, a una banda como Mogwai, tras varios discos en su haber, siempre se le puede pedir dar un pasito más para evitar que la espera quede en pan para hoy y hambre para mañana como pasó con su anterior trabajo.

video

1 comentario:

r. dijo...

a pesar de las "x(s)" escuchas no.. el disco no acaba de convencerme!
Los nuevos Mogwai me dejan un sabor amargo.. quizás sea por culpa de esa "pérdida inicial de estructura".. o quizás simplemente sea porque ya se ha dicho/hecho todo en la escena que todo el mundo define como post-rock, y que haya llegado la hora de dar una vuelta hacia otros sonidos!
En fin, los Mogwai que amo los veo solo en los ocho y pico minutos de U're Lionel Richie.. aunque, hay que admitir que si, parece que el disco haya sido estudiado para un directo explosivo.. habrá que comprobarlo!