jueves, febrero 24, 2011

Opinión: La música, por los ojos

¿Hacer caja o coleccionismo? ¿Ambas? Llevamos unos años en que los formatos pasados, aquellos que se decían "no se volverán a usar" se encuentran en auge y parecen estar desbancando a otros más 'cómodos' como el cd. Hace relativamente poco leía en una entrevista a Guadalupe Plata una frase impactante y que quizás refleje el sentimiento de mucha gente (cita textual): "... apostamos por el vinilo, si alguien quiere comprar música hay que ofrecer algo atractivo, bonito, cuidado con mimo, no una puta caja de plástico con una mierda de libreto...". ¿Puede que el hecho de comprar música vaya más allá de las meras canciones? Definitivamente, apostamos al sí.

No entraremos a valorar el mundo de la industria discográfica, pero sí podemos llegar a la conclusión de que muchos melómanos prefieren el sonido "imperfecto" de un vinilo al de un cd si hay que decantarse por un medio físico más allá de los archivos musicales. ¿Que es más complicado de reproducir y con menos facilidades? Sí, puede ser, pero un romántico de la música no se fija en esas cosas casi nunca. Hay algunos que han ido incluso más allá como Mountain Goats, que han sacado una colección de demos en formato cassette. ¿Volveremos a colocar la cinta en el plástico utilizando un bolígrafo dando vueltas? Quien sabe, el caso es no caer en la rutina.
Super 8

Una de las bandas nacionales más importantes de las últimas décadas es la que centrará en parte nuestra atención en este campo. Y es que esos granadinos llamados Los Planetas han decidido reeditar su discografía en formato vinilo con algún que otro cambio en lo referido al diseño. Por ahora solo han sido los tres primeros trabajos los que saldrán en este modo y ya hay polémica. Un cambio que se puede decir importante y que ha puesto el grito en el cielo de más de un enamorado de sus portadas.

POP

 La pregunta que se hacen muchos es la siguiente: ¿sólo esto queda de Aramburu? Y es que sí, para quienes adoran las portadas coloridas de los dos primeros discos o ese "nocivo" que colma la portada de 'Una Semana en el Motor de un Autobús' todo ha quedado reducido a la chica, la cruz y...la radio; cuando lo que mejor representa su debut es el moñigote. Pero ahora viene otra vertiente en la que un servidor no sabe si situarse de pleno, pero es a quien las portadas le parecen interesantes, no ya por mantener "sólo" un símbolo de las antiguas portadas, sino porque son coloridas, modernas y, en el fondo, al verlas consiguen lo buscado: representan a Los Planetas.

Una Semana en el Motor de un Autobús

He aquí la pregunta: ¿se han decidido a reeditar esos trabajos en vinilo para atención de coleccionistas o para nuevos fans? El hecho de que quien coleccione sus obras, seguramente busque obtener esta nueva edición, solo que si se ha seguido a la banda desde el inicio puede quedar desencantado con esa posible pérdida de identidad que ya no sólo se refleja en su música. El debate, está servido.

video

2 comentarios:

mocker71 dijo...

Lo primero saludaros, no sabía de vuestras nuevas aventuras radiofónicas... Un placer leeros, como siempre.

En cuanto a la polémica, solo dos apuntes:
1) Hace tiempo que no compro posavasos (cds), me decanto por el vinilo como EL formato, por presentación, calidad y sonido.
2) Lo de Los Planetas tiene más miga. Por un lado, se trata claramente de una maniobra comercial. Lamentable bajo mi punto de vista que no hayan mantenido las portadas originales. Por otro lado, la cuestión es que quizás no pudieron mantenerlas, cuestión de derechos de autor...?

Un abrazo!

notplayedontheradio dijo...

Un placer verte por aquí, como siempre, bienvenido y siempre estarás invitado a lo que quieras aportar!

Seguramente el no mantener las portadas originales pueda ser debido a los derechos de autor; personalmente lo veo una maniobra comercial y prefiero las originales, aunque no niego que, al ver éstas, reconozco el hecho de que representan a Los Planetas -¿simbología nada más? puede ser- y atraen los colores; pero he aquí la paradoja, pues prefiero a esos granadinos oscuros, sucios, negativos y ruidosos a los dedicados al "amor" y puede que esto sea una señal más de falta paulatina de identidad de esos que se "enfrentaron" a su discográfica por sacar un recopilatorio con el contrato acabado...

En lo del vinilo no hay discusión, totalmente de acuerdo en caso de que haya que comprar algo.

Un abrazo!